Días en India

Nuevamente, una cronica huasteca de un viaje a india, por parte de mi hermana Shyamala. Disfruten.

 

Mexico- Londres

 

Guarachera linda, guarachera hermosa… quiero bailar muchachos la guaracha sabrosona…

 

Estaba cantando una niñita adelante de nosotros de repente que se escucha así bien fuerte el tatatatatAAA del avión y la niña gritaba junto con nosotros (claro verdad nosotros después nos aguantamos).

 

Mi madre apretó los ojos, Lilia también, Marco y yo solo nos veíamos con la misma emoción contenida y ¡zas! que despega el avión ¡aaaaaa! estamos cada vez mas cerca.

 

El vuelo estuvo tranquilo los ingleses nos trataron muy bien (pues como no si viene el dinero por delante ¿no?) tomamos algo de líquido… emoción… luego comimos algo ya ni me acuerdo que era y creo que no estaba del todo bueno.

 

Según el piloto íbamos a tener turbulencias en Florida y nosotros con nuestra cara de preocupados ya se imaginaran.

 

Creo que de cansancio dormimos solo unas cuantas horas, un poco de platica y de nuevo a comer, esta vez fue el desayuno ¡si me gusto! Y me dieron un chocolatito rico el famoso Carlos V ¿cuál mas?

Y entonces llegamos a Londres.

 

Mi maleta me dio un trabajo grande acomodarla: con un poco de ropa y muuucho chocolate abuelita y Uruapan el mejor chocolate (búscalo en tiendas de prestigio verdad Ru? estamos mas cerca…

 

Londres

 

Puro inglesito con acento chistoso, llegamos y buscamos flights conections,

 

Que quítate el abrigo, a tu bufanda también chaca, chaca, chaca, chaca, Marco paso, yo también y ¡zas! que agarran a Lilia un negrote feo y que empieza a sacar todo de sus maletas: ropa, cosas personales, todo. Checo el mole y preguntaba y preguntaba cosas, yo solo decía “is a gift”, saco un envase con chile, el envase estaba repleto de cinta canela (repleto en serio) y quería que se lo quitáramos y bueno pues tuvimos que hacerlo.

 

Apareció nuestro numero de vuelo para la sala10 y ahí vamos de ahi buscar y quedo A 10 y ya había muchos hindús, ingleses, americanos y otros cuantos despistados como nosotros. De ahí tomamos un autobús que nos llevo a otro lugar en el aeropuerto y el frío y tal como en mi sueno subimos unas escaleras.

 

Ahí los cuatro bien cargados de cosas puedo decir que hubiera sido una buena imagen.

 

No les voy a contar mucho de Londres Delhi por que solo sentía nauseas ¿por que? Olía mal como un guajolotero, un ruidaso, todos parados, nos quitaron espacio para nuestras maletas y bueno toda una aventura.

 

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: