Narasimha Caturdasi

narasingha_candiHoy hace un año que celebre con los devotos de Govindaji Gardens la bendita aparición de Sri Narasinghadeva.

Hace un año en mayo… y en noviembre pudimos regresar a servir al templo de Sri Radha Damodara y a los cuartos de Srila Prabhupada.

Hace un año conocimos  personalmente a Jagat Guru Swami, Srila Bhakti Gaurava Narasingha Maharaja, que gentilmente y con misericordia especial para con nosotros, nos atendió, nos brindo extraordinariamente tiempo  de sus días. Nos sentábamos horas con el a la sombra de los arboles que adornan majestuosamente Govindaji Gardens, el río Kaveri transportaba una brisa fresca y sus discípulos se arremoliban por turnos a nuestra conversación.

Se les hacia un poco extraño que unos perfectos desconocidos pudieran tener una relación profunda con su Guru, puedo decir que fue la misericordia de Guru Maharaja, al vernos ahí, perdidos pero deseosos, con ganas pero con dudas -yo-, con intención pero sin saber a donde ir y fue pura misericordia poder asociarnos con él, con sus discipulos sannyasis: Vishnu Maharaja que nos dio una bienvenida cálida. Giri Maharaj que nos atendio de maravilla, Madhava Maharaja que llego el domingo y me abrió los ojos en muchos sentidos.

Frente a las bancas hay un pequeño lago, Govinda Kunda. Dentro hay unos peces de colores que solamente comen maha prasadam de Sri Sri Radha Madhava Sundara.

A espaldas del lugar donde nos reuniamos a escuchar como Srila Guru Maharaja nos explicaba como cada paso de Srila Prabhupada era un milagro, hay una Colina de Govardhana bellamente decorada con plantas, rocas y coronada por una Govardhan Shila en su altar decorado y pintado a mano. Todos los días dabamos vueltas alrededor de esta hermosa colina que Guru Maharaja construyo con sus propias manos.

Hace una año que llegamos a tocar el porton, yo estaba muy nervioso y con miedo. Con desconfianza y con incertidumbre.

Ibamos solos, sin saber direcciones, ni sabíamos efectivamente si nos recibirían. Suena a lugar común y como un cliché, pero mi vida cambio completamente a partir de ese momento. Regresamos a India en noviembre de ese mismo año y pudimos servir en el Sri Sri Radha Damodara Mandir en el mes mas auspicioso: Kartika. En Diciembre de el año pasado Srila Guru Maharaja vino a Huejutla con Madhava Maharaja y Jayadeva, en febrero Madhava Maharaja regreso y un nuevo proyecto en México esta naciendo. En Marzo Vishnu Maharaja vino a Huejutla. Ahora un nuevo devoto esta por unirse a esta hermosa familia: mi hijo, que ya recibió las santas bendiciones de Guru Maharaja.

Recuerdo como el plan era pasar 3 días con ellos en Govidaji Gardens, de ahi viajar a Calcutta y Mayapura, luego a Jaganattha Puri en Orissa. De hecho, teníamos los boletos comprados. Al final decidimos quedarnos con ellos: con los devotos, cantar con ellos, honrar prasada con ellos, dar reverencias con ellos, platicar, compartir, sonreír con ellos, soñar con ellos. Nos conquistaron de a poco, con humildad, con bondad y sobre todo: con la verdad. Con la verdad en Krisna, en el sastra y en el guru parampara. Sentí a Prabhupada, Sridhara Maharaja y BP Puri Maharaja en las palabras de nuestro amado Guru Maharaja.

Después de 30 años de pulular por muchísimos templos de iskcon, donde había un aburrimiento palpable en los tratos de los devotos, donde la hueva espiritual era sustituida por quien era el mas “cool” de los devotos -todo en sentido externo- de flojera, entre a un pequeño rincón hermoso a orillas del río Kaveri.

Comencé a respirar una agradable sensación de familia entre los devotos, y una sinceridad y humildad que al ser tan congruente, ni siquiera era para tanto. Simplemente era.

Ha sido un año esplendoroso. Mis padres conocieron a Guru Maharaja y a los devotos: los he visto transformarse. Mis hermanas y hermano también los conocieron y me enorgullece sus ganas de servir a los devotos.

“Si así fue el comienzo, el futuro es brillante” me dijo Madhava Maharaja. A el le tenemos un aprecio especial, nos ha enseñado tanto y nos cuida.

Hace un año cantamos con ellos frente a la imponente y hermosa deidad de Yoga Narasingha. Tuvimos oportunidad de bañarlo en el abhiseka, lo glorificamos con todos los devotos y celebramos como hoy, su divina aparición. El señor Narasingha destruye el apego por el sexo opuesto y el deseo del disfrute por el dinero. Que el señor destruya las contaminaciones del corazón que me impiden servir con valentía.

Y bendito año de gloriosas bendiciones.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: