Devotos, Devotos, Devotos

prabhupada4

A los devotos:

Cuando estaba tomando prasada la ultima noche en Mulki con todos los devotos senti un vuelco en mi vida.

Vean el cuadro: Tomando los alimentos ofrecidos a Kaliya Mardana Krisna. Alimentos santificados porque Krisna lo esta aceptando, sentado en ese comedor. A mi derecha estaba Visnu Maharaja contandonos historias de sus años cuando era un devotos que viajaba por todo Estados Unidos colectando fondos para la misión de su amado Gurudeva.

Visnu Maharaja me enseño como servir a los devotos es lo mas gozoso, valioso y que hace trascender nuestra existencia hacia un proposito superior. Mucho mas que el egoismo de nuestros propositos temporales y llenos de deseos personales de la asi llamada familia amorosa o la sociedad. Un buen cheque cada quincena. Una vida “clase media alta”. Un carro lo mas nuevo posible a la puerta de mi casa. Una buena coleccion de DVDs y algunas vacaciones a algun lugar “wanna be”.
En algun momento pense en esa opcion para construir mi vida. La gracia y la fe de los devotos me ha hecho ver lo insipido de una vida “normal”. De una vida dictada por una conciencia colectiva de lo que es ser “exitoso”, “educado” o “aceptable”

Gaura Nataraj y Rasika han cocinado un gran banquete.

Acabamos de adorar con oraciones, meditacion y plegarias todos juntos a la preciosa deidad de Kaliya Mardana Krisna en kirtan.

Estamos sentados comiendo. Le dije a Visnu Maharaja “yo no creía en la amistad, de hecho, sigo sin creer en la amistad. Se que no existen amigos en este mundo. No me interesa tener amigos. La amistad es una ilusión. Es una hipocresia. Es una forma de explotacion muy sutil. No existe la amistad. No existe sino esta centrada en Krisna. Ahora me doy cuenta, ahora lo entiendo. Si la “amistad” no esta centrada en Krisna, no existe. Solo se sujeta a deseos impuros al relacionarnos con otras personas.” Maharaja esbozo una sonrisa.

Lo digo en serio, estoy aquí solo por la misericordia de los devotos. No merezco ni tengo meritos. Es mas, mis demonios internos son peligrosos. Pero paso a paso, sin buscarlo, de manera natural los devotos me han contagiado de su fe, su actitud, su amor, su servicio, su sinceridad, su fueza, su determinacion a los pies de su Guru Maharaja y sus adorables Radha Madhava.

Tengo una nueva vida. Una esperanza, una nueva perspectiva, un nuevo rumbo…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: