Vrindavana: primer dia completo

La llegada a Vrindavana del dia anterior. Llegamos directamente al templo de Radha Damodara, nuestro taxista recibió una llamada que nos llevara directamente al templo. Para sortear todo el trafico de la calle principal el taxista nos llevo por un recoveco de calles. Vimos a lo lejos el templo de Radha Madana Mohana, Imli Tala y las orillas del río Yamuna. Alguna fiesta en honor a Durga por ahí… la tarde esta en su esplendor. Vrindavana reposa después de una mañana ajetreada.

Algunas calles y aparece ante nosotros la entrada el templo de Radha Damodara. Bajamos todo el set de maletas y le pagamos al taxista. Aparece de repente Madhava Maharaja, le dimos reverencias. ¡Hare Krisna! Nos dice con las manos juntas. Ya tenemos todo listo para quedarnos. Nos instalamos, estamos a solo unos pasos del templo de Radha Damodara. “vayan a instalarse y vengan a tomar prasada, Narasingha Maharaja estaba preguntando si ya habían llegado.”

 

Instalados, bañados y un poco nerviosos llegamos de nuevo a tomar prasada, es muchísimo, pero tenemos hambre. Nos sirven a manos llenas.

 

De un cuarto frente a donde estábamos terminando de comer, sale Narasingha Maharaja sonriendo, le damos reverencias. “terminen de tomar prasada”, “estaba pensado en darles la bienvenida en español, pero solo recordé el “bien” no me acuerdo de la segunda palabra” Bien… “bienvenido” le contesto.

 

Estamos muertos de sueño. En México son las 4 de la mañana. Abrimos las bolsas de regalos. Le damos su sombrero, abrió los ojos completamente. “Here we go” y se puso su sombrero, yo tenia un poco de miedo que no le quedara bien, pero si le quedo y parece que le gusto, también le gusto su morral huasteco que le trajimos.

Estamos aquí en Vrindavana por el deseo y misericordia de los devotos. Lo se, lo entiendo y lo agradezco. Me asomo por el ventanal y ahí están, imponentes, silenciosos, testigos de un amor que rebasa las fronteras de lo externo y mortal… el samadhi de Rupa Goswami, su bhajan kutir. La tarde esta cayendo , los devotos de Govindaji Gardens nos han abrazado en bienvenida… por la tarde vamos a presenciar y ser parte de la ceremonia del Damodarastaka.

 

La gente este llegando por miles esta tarde. Hay un grupo de kirtaniyas bengalis que cantan continuamente. Las olas de devotas traen consigo sus lamparas de ghee para adorar a Sri Damodara, el incienso inunda el ambiente. Se escuchan infinitas campanas de adoración. Murmullos de todos los devotos que oran, las caracolas que anuncian el comienzo de la adoración. Reverencias por aquí y por alla, sonrisas, brazos en lo alto reclamando atención y misericordia de Radha Damodara. Sadhus que casi pujan el “Oh, Sri Damodara” niños gritando y saltando. El olor a ghee quemandose marca el comienzo de “namami svaram sacid ananda rupam”… cierro los ojos, estos ojos que han visto de todo y que ahora solo necesitan la visión de Radha y Krisna para ser felices.

Me embarga toda esta devoción, me roba la mente todo este amor, toda esta entrega, toda esta felicidad, me trastorna mi visión de la “vida” toda esta consagración a la pareja divina… Estamos Vrindavana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: