Vrindavana: Dia dos

 

Hoy por la mañana acudimos al primer mangala aratika de nuestra estancia en Vrindavana. A las 4 15 de la mañana y el templo esta abarrotado a mas no poder, Vrindavana ya despertó. Esta lleno de bullicio y sonidos de adoración. Cruzamos la pequeña calle y se abre ante nosotros la divina visión de Sri Radha Damodara. Cientos de devotos ya están esperando ansiosos el darshan de sus Señorias. Aquí estamos esperando, las manos se juntan por automático. Queremos venerar a Krisna y Radha. Queremos acompañar y ser acompañados por estos devotos en una oración todos juntos.

 

A cierta distancia… y las puertas se abren. Jaaaay! Jaaaay Sri Radha Damodara ki jaaaaay!. Tumbados al piso no podemos pedir nada mas.

 

A las 5 15 salimos del Radha Damodara y a la izquierda tomamos una pequeña calle que nos lleva a Seva Kunja, lugar divino donde se lleva a cabo la danza rasa. A esta hora es el mangala aratika ceremonia donde se levantan Radha y Krisna. Esta repleto de devotos. La bruma de la mañana envuelve el ambiente. El aire frío contrasta con el calor de los devotos, el incienso y el fuego de las ofrendas. Por la mañana no hay monos, conforme pase la mañana esto se convierte en un cuartel inundado de monos. Damos tres vueltas y reverencias.

 

De ahí vamos a Krisna Balarama Mandira, Kirtan quiere conocer el samadhi de Srila Prabhupada. Es muy de mañana, pero no tardamos en encontrar una riksa que presto nos lleve, somos tres así que el riska wala va muy forzado. Todavía no amanece, el aire es frió. Las vacas ya vagan. Afuera del Krisna Balarama Mandira es una romería, Kirtan y Ruth pasan a dar reverencias, yo afuera me quedo con sus sandalias y la mochila. No tardan en regresar, es mi turno y cuando estoy a punto de pasar por la puerta principal, unos de los guardias me detiene, no me da razones que yo pueda entender. “Mer yante hindi”, no hablo hindi le digo. Pero no me deja entrar. Mucha gente esta entrando, pero a mi no me dejan. El tipo de seguridad incluso es brusco conmigo. En fin, me rio “Prabhupada esta en mi corazón”. “Prabhupada no esta ahí.” Regresamos a punto para el parikrama que hacen los devotos de Govindaji Gardens por todo el templo de Radha Damodara. Intenso, extático, sublime. El área de Seva Kunja es el centro de Vrindavana, el templo de Radha Damodara es el epicentro, donde comienza Radha pada seva. Aquí ocurre todo, es tan explosivo, tan rebosante y de una vorágine tormentosa que nos cruzamos con mas parikramas que vienen de otros maths, al mismo tiempo ocurre el kirtan a Radha Damodara con los altavoces a todo volumen, y un devoto recita las escrituras con otros altavoces en una esquina. Es un caos trascendental y hermoso.

 

A las 9 de la mañana tenemos un encuentro privado con Narasingha Maharaja. Nos acompaña Madhava Maharaja. Estoy un poco nervioso, pero al mismo tiempo confiado. Se de donde vengo, se a donde quiero ir.

“Mi padre me pidió que le dijera que esta muy agradecido y que aprecia mucho todo lo que esta usted haciendo, que esta aprendiendo mucho de todo lo que esta escribiendo y compartiendo a través de su servicio, que esta feliz que lo tomen en cuenta, que esta inspirado y aprendiendo mucho mas que en muchos años atrás”. Narasingha Maharaja sonrío y juntando sus manos dijo: “Dile a tu padre que estoy feliz de escuchar esas buenas noticias.”

entre otros tantos temas, esta confirmado la venida a México de Madhava Maharaja para abril. “no te preocupes, no nos interesan los programas con mucha gente, si son 1 o 10 no importa, nos importan las personas, los devotos.”

Presentamos a Kirtana, le pregunto su edad y le dijo que lo mejor es que en este momento se asocie con todas las devotas.

Le dio mucho gusto saber que Ruth y Kirtana se van a quedar otros mes mas. También que vamos a cocinar algunas preparaciones mexicanas.

Enseguida bajamos al guru puja que cada mañana los devotos de Govindaji Gardens ofrecen a Srila Prabhupada en su bhajan kutir. Kirtanananda ofrece el aratika y Madhava Maharaja canta. Voy a tocar la mridanga. Esta es mi vida, es lo que soy, es lo que quiero ser por los días que me restan en este cuerpo. Estar entre los devotos, glorificar a Srila Prabhupada, tocar la mridanga, servir en Vrindavana… estamos apiñados un buen numero de devotos. El incienso entra en los ojos, el kirtan es intenso y corto. ¡Srila Prabhupada ki jay!. Me recuerda los años cuando niño también participaba en el guru puja a Srila Prabhupada. Que gratos recuerdos. Esto es lo que soy, el mundo no me importa del todo. Esto es lo que corre en mi sangre. Devotos, devotos, devotos. Siempre devoto, devoto, devoto. Nos dijo esta mañana Narasingha Maharaja. “nuestro sampradaya da la mayor importancia a los devotos mas que ningún otro sampradaya.” devotos, devotos, devotos

Una respuesta a Vrindavana: Dia dos

  1. shyam dice:

    mataji: ya no te pude decir pero dalemis reverencias a narashinga maharaj y que deseo con todo mi corazon que pronto les de su misericordia a ti a kirtana y ruth en la forma de iniciacion diganle esto de mi parte y gracias po r la mision que esta realizando en beneficio de todos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: