Mathura: Krisna Janmastam

Explicaciones teológicas, ontológicas, antropológicas, sociales, psicológicas y demás para explicar el hecho de Sri Krisna en mi vida, no me interesan en este momento.

El lugar del advenimiento de Sri Krisna en este mundo es Mathura Dham. Cuando pise por primera vez esa tierra me decía a mi mismo. ¡Aquí nació, aquí nació! Estaba en la tierra que vio nacer al señor de los ojos cual lotos.

El distrito de Mathura es una ciudad típica de india, muy congestionada por donde vayamos. El tren de Delhi a Mathura nos toma alrededor de 3-4 horas para llegar. Algunas veces simplemente me subía al tren sin boleto y si tenia algo de suerte, los inspectores de tren (los famosos titis) no me requerían el boleto. Algunas veces sí pasaban revisando pero al ir vestido con túnicas, con la japa (rosario) en la mano, con la marca vaisnava en la frente, me pasaban por alto la revisión. Ahorrar una pocas rupias nunca esta demás.

¡Aquí nació, aquí nació! Y tome la rickshaw para ir al Sri Krisna Janmastam. Después de 20 minutos llegamos… una replica del castillo del rey Kamsa existe en el lugar.

El calor es asfixiante, este es el lugar, ¿lo puedes creer? ¿que me ha traído acá? ¿quien me ha traído? ¿porque he venido? Las preguntas me parecen un poco frívolas. Sin experimentar el sentido del corazón por ir a un lugar, por ver a quien quieres, por ir con quien quieres, las preguntas son inútiles. Solo puedo decir que estoy tan feliz, me siento muy afortunado y estoy profundamente agradecido con todos aquellos que contribuyeron en que yo estuviera aquí. Incluso con aquellos que se han burlado por ser quien soy. Por el nombre tan difícil de pronunciar que tengo y por todas las bromas burlonas que han hecho de mi nombre. Por todos aquellos que se regocijaban de que después de haber estado por algunos años viviendo en los templos Hare Krisna llegábamos de nuevo a las casa paterna sin nada, fracasados decían, con una mano por delante y otra por detrás, viviendo de ropa regalada y vieja y sin siquiera tener un lugar donde vivir y alguna actividad para poder sustentarnos. Por aquellos que no entendían porque seguíamos siendo vegetarianos “es nada mas un poquito de huevo, no pasa nada”. Por aquellos que les parecía increíble que la regla social de la educación necesaria para ser alguien no nos interesaba y no me mandaron a la escuela en franca rebeldía a lo establecido. Por aquellos que no entendían porque traía un mechón en la cabeza estilo “monje shaolin” o que se burlaban por la manera de orar y glorificar a Dios. Por aquellos que nos llamaban locos por voltear a ver al Señor Krisna por un poco de amor en nuestros corazones. Y así pasaron años y años.

La institución por la cual conciencia de Krisna llego a nuestras vidas se desviaba hacia la política e intereses que no tenían nada que ver con desarrollo espiritual y rendición al proceso verdadero del vaisnavismo de la revelación del proceso devocional de los labios de un devoto puro estuviera o no en la “institución”.

Y realice que Krisna es inalcanzable para mi, pero los devotos del Señor son mas misericordiosos que el Señor y entendí en mi corazón que mi única alternativa en este mundo que es un valle de sufrimientos y dolor, eran los devotos del Señor. Ellos me rescataron, me han brindado toda su compresión y me han dejado saber el camino devocional. Los devotos han sembrado en mi la semilla de la devoción. Se que mi debilidad hace casi imposible que yo la cuide y la cultive, dependo totalmente de su misericordia. Aspiro a servir y amar a aquellos que sirven y aman a Madhava Sundara.

Algunos pasillos tengo que pasar para tomar audiencia del lugar mismo donde hace 5000 años apareció en este mundo para llevar a cabo sus actividades trascendentales en compañía de sus amados devotos, Sri Krisna. Hay un silencio que dice todo, no hacen falta palabras para explicar estar aquí. Las palabras no pueden contener lo que se vive y lo que se experimenta después de toda una vida buscando servir con todas las limitaciones a Krisna. Y ahí esta un pequeño altar con una deidad de Krisna Gopala. Ofrezco mis reverencias con toda la sinceridad que poseo. ¡Aquí nació, aquí nació! Espero que aquí nazca Krisna en mi corazón por la misericordia de los devotos.

Por la tarde visite el museo de Mathura que alberga todos los hallazgos arqueológicos que demuestran la existencia del palacio de Kamsa y la aparición de Krisna hace 5000 años. Decir que es un gran museo y muy grande.

Regreso a la estación de trenes para tomar una moto ricshaw o lo que  hubiera, y me pone muy feliz escuchar a niños que gritan desde las carretas de sus padres : ¡Vrindavan, Vrindavan, Vrindavan!. La tarde esta cayendo, acaba de llover, el olor a tierra mojada es delicioso, los puestos callejeros de comida están listos, a lo lejos varios templos suenan sus campanas y los kirtanas de diferentes maths se mezclan jubilosos. !Vrindavan, Vrindavan, Vrindavan! Sigue gritando el niño. Me subo a la carreta, voy de regreso a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: