Extranjeros en Vrindavan

Vrindavana sigue atrapando mis recuerdos y mis nociones de vida. Se que mis aproximaciones y contacto con Vrindavana están limitadisimos y llenos de mis conceptos errados y mi conciencia baja llena de deseos y defectos. ¿como podre siquiera tener la verdadera oportunidad de postrarme ante estos santuarios del amor puro por Krisna?

Mi bajeza es un atentado contra esta tierra, donde cada paso es un baile y cada palabra es una canción de entrega a Radha y Krisna,¡y estoy pasando excremento aquí! ¡y quiero satisfacer mis sentidos!

Veo muchos extranjeros en este lugar. Hay de todos tipos . Seguramente habrá quienes quieren solamente imitar (sahajiya) a los verdaderos habitantes de Vrindavana ¡Que gran ofensa querer participar de la vida de Vrindavana!

Algunos mas tienen su televisión satelital, su internet inalámbrico, su aire acondicionado su “american way of life” aquí en la aldea donde Krisna pasta apaciblemente con los gopas, a sus queridas vacas. Muchos extranjeros quieren alguna esposa “devota” hindú y muchas “devotas” hindus buscan esposos extranjeros “devotos” aquí en Vrindavana, el mercado del amor en la tierra de la dedicación total a Radhe Shyam. Muchos extranjeros amasan fortunas con negocios “devocionales” desde aquí donde todo se dedica exclusivamente a Krishna. Muchos “babajis” extranjeros pasan años en sitios como Radha Kunda y creen que cantidad de tiempo automáticamente se convierte en calificación para vivir en estos lugares, cuando devotos de la talla de Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura se negaban a vivir en Radha Kunda, mostrándonos así la actitud correcta.

Hoy por la mañana me encontré con una devota mexicana que estaba comprando mermelada en una pequeña tienda en Loi Bazar. En su precario ingles y con un acento mexicano muy marcado le decía al Vrijabasi “delishus” apuntando con su dedo en el frasco de mermelada. El vendedor no entendía, ella seguía diciendo “delishus” y seguía apuntando a la marca de la mermelada. Le pregunte en español que necesitaba y me dijo “esta marca de mermelada no le gusta a mis nietos, les encanta la marca delishus, quiero saber si la tiene”. Me quede pensando como en el bosque de Vrinda hemos llegado solamente a disfrutar burdamente de nuestros sentidos.

Es terrible la invasión grotesca que muchos extranjeros hacen a esta tierra y pretender vivir sus “vidas normales” aqui. Con algunos rusos vi la película matrix reloaded y me invitaron a ver la película The Wall de Pink Floyd, pero era demasiado tarde que preferi irme a descansar.

Esta mañana tuvimos la misericordia de poder tener darshan de Radha Syamsundara las deidades personales de Syamananda Prabhu. Hermosas deidades que Radharani misma manifestó a su devoto querido. No podemos ser mas afortunados. Solo por la gracia de los devotos de Sri Krisna hemos podido llegar hasta acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: