Manual de supervivencia India: Guerra de precios

Algo con lo que inevitablemente vamos a lidiar en India por ser extranjeros es: precios elevados por cualquier cosa. Aunque tratemos de bajar los precios, por el solo hecho de ser extranjeros, siempre vamos a comprar los productos y servicios mas caros.

En muchos productos procesados y fabricados el precio casi siempre viene en la envoltura o paquete, aunque en lugares remotos o aldeas el precio no se va a respetar.

Las tarifas de las riksas y moto riksas son el mas apartado mas delicado. Lo que nos ha funcionado es preguntar a personas por la tarifa en el “indian price”. Si compramos algo al vendedor le preguntamos por el precio que nos cobraría en indian price, como le compramos se vera obligado a ser justo con nosotros.

La negociación con el riksero tendrá que ser ruda: preguntar el precio por el recorrido y darle directamente nuestro precio y si hay negativa inmediatamente ir con otro, generalmente los rikseros están al acecho y en un momento nos veremos rodeados de varios tratando de llevarnos, tiramos nuestra tarifa “indian price” y algún desesperado nos llevara con el. Algunas veces el indian price sera imposible para un extranjero, pero se puede tolerar algún pequeño aumento.

En algunos casos los rikseros tienen convenios con algunos negocios, restaurantes, hoteles etc que les dan comisión por llevar gente. Asegurarnos de que sepan y cumplan con llevarnos a la dirección correcta tiene que quedar claro antes de abordar la riksa.

Ahora en india las telecomunicaciones penetraron prácticamente todo el país, una buena idea es si vamos a quedarnos en algún lugar por un tiempo prolongado, contactar con algún buen riksero pedirle su numero de teléfono móvil y cada vez que lo necesitemos estará a nuestra puerta.

Los precios en los mercados son un dolor de cabeza. Preguntar varias veces por un mismo producto nos dará una idea del verdadero precio.

En los lugares sagrados y templos siempre nos acosara algún sacerdote para hacer alguna ceremonia, son muy insistentes, y tendremos que ser igual de insistentes en rechazarlos. Generalmente esas ceremonias no tienen resultado y es desperdicio de dinero y muchas veces nos estafaran.

En los restaurantes generalmente no hay problemas de precios. En el menú casi la mayoría pone el precio de cada preparación. Y si no tienen carta, habrá un letrero con los precios. Hacemos la suma de lo que comimos y listo.

Cuando demos dinero por adelantado de un total, siempre debemos pedir recibo del dinero que hemos dado. Esto es importantísimo. Nos ha salvado de muchos problemas. Por ejemplo cuando contratamos un taxi en un hotel, al encargado le damos la mitad en el hotel y el convenio era darle el resto al chofer del taxi. Cuando finalmente le dimos el resto, exigia mas dinero. En medio de la nada, muchas veces tendriamos que dar lo que pidan sino son capaces de dejarnos en la noche donde sea, pero con el recibo no tuvo mas remedio que aceptar lo que faltaba. Tengan cuidado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: